DIAGNÓSTICO

Los quistes de Tarlov (QT’s) se diagnostican generalmente mediante Resonancia Magnética (RMN), pero los resultados más convincentes para determinar la comunicación de los quistes con el líquido cefaloraquideo (LCR) es la MIELOGRAFIA o “radiosacroradiculografía”, que consiste en la inyección de un medio de contraste yodado para rayos X en el canal medular, mediante punción lumbar, y la obtención de imágenes secuenciales a distintos tiempos de la administración: inmediatamente, a las 2 horas, 6 horas y 24 horas. A lo largo del tiempo los quistes se van llenando de contraste debido a la comunicación directa de estos con el LCR. Esta técnica permite conocer con exactitud la morfología del quiste, el tipo de comunicación, y la velocidad de llenado del quiste, datos primordiales para el diagnóstico y pronóstico de la enfermedad.

Los efectos secundarios más comunes de la mielografía son la cefalea y las nauseas, aunque si se garantiza el completo reposo en decúbito al finalizar el procedimiento los efectos adversos se reducen enormemente. Así mismo, es recomendable beber abundante agua para facilitar la eliminación del medio de contraste. 
 
Con la introducción de los medios de contraste no iónicos y de baja osmolalidad, las reacciones alérgicas y los posibles casos de insuficiencia renal son muy raros. Los pacientes con antecedentes de alergia y problemas renales deben, sin embrago, comunicarlo al neurocirujano y al radiólogo antes de la exploración.  

SINTOMATOLOGIA

 

Nervios lumbosacros


 
 
Los síntomas mas habituales (uno o varios) son: 

  • Dolor en los glúteos (en la zona de la unión lumbosacra con el coxis, en la zona del ciático, etc) que se agrava al sentarse
  • Dolor en el coxis, las caderas y los glúteos
  • Dolor en las piernas (recorrido del nervio ciático, si el problema se encuentra en los discos intervertebrales L5-S1)
  • Hipoestesias (disminución de la sensibilidad) y parestesias (sensación de adormecimiento y hormigueo) en las piernas y/o pies.
  • Raramente alteración en el funcionamiento normal de los esfínteres (ano, vejiga) 
  • Dolor en los muslos debido a la disminución de flujo sanguíneo 
  • Raramente dolores de cabeza del tipo de las migrañas  
  • Muy raramente problemas de visión que pueden ser confundidos (si no existe un diagnóstico preliminar de quistes de Tarlov) con cataratas, glaucoma o incluso degeneración macular.  
  • Alteraciones del equilibrio del tipo del síndrome de Menieres si existe compresión de los nervios que controlan el equilibrio. 

El DOLOR originado por los QT’s es muy difícil de tolerar y es tremendamente invalidante y severo. Habitualmente es resistente a la mayoría de los analgésicos y AINE's convencionales (ibuprofeno). Otros tratamientos farmacológicos  como la Gabapentina o la Pregabalina empleados para el dolor neuropático, sólo son eficaces en algunos casos. En la mayoría de las ocasiones, sólo los analgésicos opiáceos reducen el dolor. Estos datos son los que se derivan de una encuesta realizada entre mas de 1000 pacientes por el Dr. Wong y que podéis encontrar en la sección Artículos.

Afortunadamente, no todos los enfermos afectados presentan el mismo nivel de dolor, algunos presentan pequeños quistes muy localizados que no limitan excesivamente su calidad de vida, pero otros se encuentran completamente incapacitados, destruidos por un dolor que no cesa y sin posibilidad de descansar porque ninguna posición les proporciona alivio.